Cómo fortalecer tu memoria con los Mapas Mentales

Olvidar dónde dejaste tus llaves, qué debes comprar en el supermercado (cuando estás allí) o cuándo es el cumpleaños de tu abuela, son cosas que le pasan a cualquiera.
A unos les sucede más frecuente que a otros, especialmente cuando los años van pasando. Pero no es un problema exclusivo de los adultos mayores.

El ritmo que llevamos actualmente, nos dificulta recordar lo importante y adquirir nuevos conocimiento, porque estamos continuamente expuestos a toneladas de información; la mayoría irrelevante para lo que realmente queremos alcanzar en nuestras vidas.
Estás memorizando mal
Partamos de una regla de oro: hacer listas de palabras y repetirlas 1000 veces, no es memorizar.
Este es un modelo de aprendizaje que tenemos desde el colegio y que nos estanca en el fortalecimiento de nuestra memoria. (Un modelo, que por cierto, es el mismo que aprendió mi bisabuelo).
Hoy en día nuestro cerebro está en contacto con mucha más información que hace 20 años. Por eso necesitamos otros modelos de aprender que vayan en la misma frecuencia de trabajo que nuestro cerebro.
Nuestro cerebro trabajo por medio de Asociaciones
Un ejemplo claro es cuando aprendemos a hablar. Cuando nuestros padres nos mostraban un objeto nuevo, nos decían su nombre; de esa forma podíamos asociar ese objeto con una palabra, que memorizamos con el tiempo y el uso.
¿Te acuerdas cómo aprendiste que una silla se llama “silla”?…quizás ya olvidaste cuándo y cómo sucedió. Pero te aseguro que cuando escuchas ese nombre, tu mente puede recordar de qué objeto se trata.
Pues así es como funciona nuestro cerebro.
Por eso los Mapas Mentales son una herramienta tan poderosa cuando queremos aprender y memorizar, porque nos ayuda a generar asociaciones; de colores, formas, imágenes y palabras claves.
Cuando utilizas los Mapas Mentales logras:
  •  1: Aprender en la misma «frecuencia» que tu cerebro, porque utilizas las asociaciones de colores, formas, palabras e imágenes clave.
  •  2: Planificar y organizar el contenido que estás aprendiendo para memorizarlo.
  •  3: Revisar de forma organizada el contenido. Así transformas tu memoria de corto plazo (que dura pocos minutos) en una memoria a largo plazo.
Conceptualizar tus ideas y tareas en un Mapa Mental te permite hacer un viaje a tu cerebro y encontrar lo que en un punto consideraste importante. Y lo puedes hacer tantas veces como lo necesites.


¿Te gustaría conocer los 5 Mapas Mentales más utilizados por los expertos en todo el mundo?
Accede a mi nuevo E-Book «5 Mapas Mentales Que No Pueden Faltar En Tu Vida». Descárgalo GRATIS, solo por tiempo limitado.
Acompañándote en tu éxito,
Facebook
LinkedIn
Twitter

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *